Existe un momento durante el llanto, en el cual ya estamos casi desahogados y sin embargo buscamos en nuestra cabeza, algún otro recuerdo triste para seguir llorando.

(Fuente: pinojeans, vía nekrolady)